Monstruo del lago Ness

Monstruo del lago Ness , llamado Nessie , una gran criatura marina que algunas personas creen que habita en el lago Ness, Escocia. Sin embargo, gran parte de la supuesta evidencia que respalda su existencia ha sido desacreditada, y se piensa que el monstruo es un mito.

Monstruo del lago Ness: "fotografía del cirujano"La estatua de Peter Pan en los jardines de Kensington.  La estatua muestra al niño que nunca crecería, tocando su cuerno en el tocón de un árbol con un hada, Londres.  cuento de hadas Quiz Historias famosas, personajes queridos ¿Quién es la niña junto a Peter Pan en la obra de JM Barrie?

Los informes de un monstruo que habita en el lago Ness se remontan a la antigüedad. En particular, las tallas de piedra locales realizadas por los picto representan una misteriosa bestia con aletas. El primer relato escrito aparece en una biografía de San Columba del 565 d.C. Según ese trabajo, el monstruo mordió a un nadador y estaba preparado para atacar a otro hombre cuando Columba intervino, ordenando a la bestia que "regresara". Obedeció, y a lo largo de los siglos solo se informaron avistamientos ocasionales. Muchos de estos supuestos encuentros parecían inspirados en el folclore escocés, que abunda en criaturas acuáticas míticas.

En 1933, la leyenda del monstruo del lago Ness comenzó a crecer. En ese momento, se terminó una carretera adyacente al lago Ness, que ofrecía una vista sin obstáculos del lago. En abril, una pareja vio un animal enorme, que compararon con un “dragón o monstruo prehistórico”, y después de que se cruzó en el camino de su automóvil, desapareció en el agua. El incidente fue reportado en un periódico escocés y siguieron numerosos avistamientos. En diciembre de 1933 el Daily Mailencargó a Marmaduke Wetherell, un cazador de caza mayor, que localizara la serpiente marina. A lo largo de las orillas del lago, encontró grandes huellas que creía que pertenecían a "un animal muy poderoso de patas blandas de unos 6 metros [20 pies] de largo". Sin embargo, tras una inspección más cercana, los zoólogos del Museo de Historia Natural determinaron que las huellas eran idénticas y estaban hechas con un paragüero o cenicero que tenía una pata de hipopótamo como base; El papel de Wetherell en el engaño no estaba claro.

Lago ness, escocia

La noticia solo pareció estimular los esfuerzos para probar la existencia del monstruo. En 1934, el médico inglés Robert Kenneth Wilson fotografió a la supuesta criatura. La imagen icónica, conocida como "fotografía del cirujano", parecía mostrar la pequeña cabeza y el cuello del monstruo. El Daily Mail imprimió la fotografía, provocando una sensación internacional. Muchos especularon que la criatura era un plesiosaurio, un reptil marino que se extinguió hace unos 65,5 millones de años.

El área del lago Ness atrajo a numerosos cazadores de monstruos. A lo largo de los años, se llevaron a cabo varias exploraciones de sonar (especialmente en 1987 y 2003) para localizar a la criatura, pero ninguna tuvo éxito. Además, numerosas fotografías presuntamente mostraban a la bestia, pero la mayoría fueron desacreditadas como falsificaciones o como representaciones de otros animales u objetos. En particular, en 1994 se reveló que la fotografía de Wilson era un engaño encabezado por un Wetherell que buscaba venganza; el "monstruo" era en realidad una cabeza de plástico y madera unida a un submarino de juguete. En 2018, los investigadores realizaron una encuesta de ADN del lago Ness para determinar qué organismos viven en las aguas. No se encontraron signos de un plesiosaurio u otro animal tan grande, aunque los resultados indicaron la presencia de numerosas anguilas. Este hallazgo dejó abierta la posibilidad de que el monstruo sea una anguila de gran tamaño.A pesar de la falta de pruebas concluyentes, el monstruo del lago Ness siguió siendo popular y rentable. A principios del siglo XXI se pensaba que contribuía con casi $ 80 millones anuales a la economía de Escocia.

Amy Tikkanen