Sedición

Sedición , crimen contra el estado. Aunque la sedición puede tener el mismo efecto final que la traición, generalmente se limita al delito de organizar o alentar la oposición al gobierno de una manera (por ejemplo, por escrito o verbalmente) que no llega a los delitos más peligrosos que constituyen la traición.

La publicación de escritos sediciosos ("libelo sedicioso") o la emisión de discursos sediciosos ("palabras sediciosas") se tipificó como delito en el derecho consuetudinario inglés. Los estatutos modernos han sido más específicos. La exhibición de una determinada bandera o la defensa de un movimiento en particular, como el sindicalismo criminal o la anarquía, han sido declaradas de vez en cuando como sediciosas. En los Estados Unidos, después de la Segunda Guerra Mundial, se impusieron juramentos de lealtad a algunos funcionarios gubernamentales, y se realizaron investigaciones y despidos de ciertos empleados públicos sobre la base de sus asociaciones con causas y grupos sospechosos. Véase también traición.