Teoría de sistemas

La teoría de sistemas , también llamada teoría de sistemas sociales , en las ciencias sociales, el estudio de la sociedad como una disposición compleja de elementos, incluidos los individuos y sus creencias, en su relación con un todo (por ejemplo, un país). El estudio de la sociedad como sistema social tiene una larga trayectoria en las ciencias sociales. Los orígenes conceptuales del enfoque se remontan generalmente al siglo XIX, particularmente en el trabajo del sociólogo y filósofo inglés Herbert Spencer y el científico social francés Émile Durkheim.

Leer más imagen predeterminada Lea más sobre este tema gobernanza: teoría de sistemas Aunque el institucionalismo sociológico puede parecerse a las teorías interpretativas, a menudo exhibe una deuda distintiva con la teoría organizacional ...

En el siglo XIX, Spencer, influenciado por la teoría de la evolución del naturalista británico Charles Darwin, abogó por una forma unitaria del sistema social. En su enfoque, el sistema de la sociedad evolucionaba constantemente hacia un estado de perfección aún más complejo. Sin embargo, las formas alternativas de teoría de los sistemas sociales abogaban por una visión muy diferente de la evolución social. En esas perspectivas, la sociedad no está evolucionando hacia un estado perfecto; más bien, está alcanzando un estado de complejidad creciente. A esto se le llamó diferenciación estructural. La diferenciación estructural se refiere a la adaptación de la sociedad a su entorno a través de cambios en su complejidad interna.

Un aspecto importante de la diferenciación social es la forma en que ocurre la adaptación, o cómo los cambios en la estructura del sistema se relacionan con los procesos del sistema. Por un lado, la sociedad puede verse como un organismo total que se sustenta en los diversos procesos que sustentan su función y supervivencia. Una visión alternativa sostiene que las estabilizaciones en los sistemas sociales ocurren no debido a ningún plan racional de supervivencia general, sino simplemente porque resulta que funcionan.

La teoría de sistemas también participa en el análisis de cómo la sociedad se adapta a su entorno a través de ajustes en su estructura, con importantes implicaciones para la comprensión del orden social. La teoría de sistemas revela la complejidad de la evolución social y, sobre esta base, destaca la posibilidad limitada de dirigir la sociedad. Por otro lado, debido a que la sociedad es enormemente compleja, el científico social puede, no obstante, apreciar la amplia gama de posibilidades de adaptación de los sistemas sociales.