Burocracia

Burocracia , forma específica de organización definida por complejidad, división del trabajo, permanencia, gestión profesional, coordinación y control jerárquico, estricta cadena de mando y autoridad legal. Se distingue de las organizaciones informales y colegiales. En su forma ideal, la burocracia es impersonal y racional y se basa en reglas más que en lazos de parentesco, amistad o autoridad patrimonial o carismática. La organización burocrática se puede encontrar tanto en instituciones públicas como privadas.

El Palacio de la Paz (Vredespaleis) en La Haya, Países Bajos.  La Corte Internacional de Justicia (órgano judicial de las Naciones Unidas), la Academia de Derecho Internacional de La Haya, la Biblioteca del Palacio de la Paz, Andrew Carnegie ayudan a pagarOrganizaciones del mundo del concurso: ¿realidad o ficción? La Organización Mundial de la Salud es una rama especializada del gobierno de los Estados Unidos.

Características y paradojas de la burocracia

El principal teórico de la burocracia es el sociólogo alemán Max Weber (1864-1920), quien describió las características ideales de las burocracias y ofreció una explicación del surgimiento histórico de las instituciones burocráticas. Según Weber, las características definitorias de la burocracia la distinguen claramente de otros tipos de organización basados ​​en formas no legales de autoridad. Weber observó que la ventaja de la burocracia era que era la forma de organización más competente técnicamente, que poseía conocimientos especializados, certeza, continuidad y unidad. El surgimiento de la burocracia como una forma preferida de organización ocurrió con el surgimiento de una economía basada en el dinero (que finalmente resultó en el desarrollo del capitalismo) y la consiguiente necesidad de asegurar transacciones impersonales, racionales y legales. Organizaciones instrumentales (p. Ej.,empresas de comercio de acciones públicas) pronto surgieron porque su organización burocrática las equipó para manejar las diversas demandas de la producción capitalista de manera más eficiente que los pequeños productores.

Max Weber

Los estereotipos contemporáneos de la burocracia tienden a presentarla como insensible, letárgica, antidemocrática e incompetente. Sin embargo, la teoría de la burocracia de Weber enfatiza no solo sus ventajas comparativas técnicas y de competencia, sino que también atribuye su dominio como forma de organización a la disminución de los sistemas de castas (como el feudalismo) y otras formas de relaciones sociales inequitativas basadas en el estatus de una persona. En la forma pura de organización burocrática, las reglas y procedimientos universalizados dominarían, haciendo que el estatus personal o las conexiones fueran irrelevantes. De esta forma, la burocracia es el epítome de los estándares universalizados bajo los cuales casos similares son tratados de manera similar como codificados por la ley y las reglas, y bajo los cuales los gustos individuales y la discreción del administrador están restringidos por las reglas del debido proceso.A pesar de los estereotipos despectivos generalizados de la burocracia, un sistema de gobierno basado en la ley requiere que la burocracia funcione.

Sin embargo, las palabras burocracia y burócrata se suelen pensar y utilizar de forma peyorativa. Transmiten imágenes de trámites burocráticos, reglas y regulaciones excesivas, falta de imaginación, falta de discreción individual, control central y ausencia de responsabilidad. Lejos de ser concebidos como competentes, las representaciones contemporáneas populares suelen pintar a las burocracias como ineficientes y carentes de adaptabilidad. Dado que las características que definen las ventajas organizativas de la burocracia también contienen dentro de ellas las posibilidades de disfunción organizativa, las descripciones tanto halagüeñas como desfavorables de la burocracia pueden ser precisas. Así, las características que hacen que las burocracias sean competentes paradójicamente también pueden producir patologías organizativas.

Competencia jurisdiccional

La competencia jurisdiccional es un elemento clave de la organización burocrática, que se divide en unidades con responsabilidades definidas. Fundamentalmente, la competencia jurisdiccional se refiere a la especialización burocrática, donde todos los elementos de una burocracia poseen un rol definido. Las responsabilidades de los individuos se amplían con el movimiento ascendente a través de una jerarquía organizativa. La división organizacional del trabajo permite a las unidades e individuos dentro de una organización dominar detalles y habilidades y convertir la novela en rutina. Aunque la división del trabajo es muy eficiente, puede dar lugar a una serie de patologías organizativas nocivas; por ejemplo,las unidades o los individuos pueden no ser capaces de identificar y responder adecuadamente a problemas fuera de su competencia y pueden abordar todos los problemas y prioridades exclusivamente desde el ámbito de las capacidades específicas de una unidad. Esta característica de la burocracia también puede llevar a las unidades organizativas a eludir la responsabilidad al permitirles definir un problema como perteneciente a alguna otra unidad y, por lo tanto, dejar el problema desatendido. Alternativamente, cada unidad dentro de una organización puede poner una cara a un problema que concuerda principalmente con sus propios intereses, habilidades y tecnologías.cada unidad dentro de una organización es capaz de ponerle rostro a un problema que congenia principalmente con sus propios intereses, habilidades y tecnologías.cada unidad dentro de una organización es capaz de ponerle rostro a un problema que congenia principalmente con sus propios intereses, habilidades y tecnologías.

Comando y control

Las burocracias tienen líneas claras de mando y control. La autoridad burocrática está organizada jerárquicamente, con la responsabilidad asumida en la parte superior y delegada con discreción decreciente en la parte inferior. Debido al riesgo de provincianismo organizacional producido por competencias jurisdiccionales limitadas y específicas, la capacidad de coordinar y controlar la multiplicidad de unidades es fundamental. La autoridad es el pegamento que mantiene unida la diversidad y evita que las unidades ejerzan una discreción sin control. Sin embargo, pocas características de la vida burocrática han recibido tanta atención adversa como el papel de la autoridad jerárquica como medio para lograr el mando y control organizacional. Las críticas populares enfatizan que la organización jerárquica estrangula los impulsos creativos e inyecta modos de comportamiento hipercautos basados ​​en expectativas de lo que los superiores pueden desear.El mando y el control, que son necesarios para coordinar los elementos dispares de la organización burocrática, proporcionan una responsabilidad creciente hacia arriba, delegación y una discreción decreciente hacia abajo.

Continuidad

La continuidad es otro elemento clave de la organización burocrática. La autoridad racional-legal necesita reglas y procedimientos uniformes para los documentos escritos y el comportamiento oficial. Los archivos de una burocracia (es decir, sus registros pasados) le proporcionan memoria organizativa, lo que le permite seguir los procedimientos operativos estándar y precedentes. La capacidad de utilizar procedimientos operativos estándar hace que las organizaciones sean más eficientes al disminuir los costos asociados a cualquier transacción determinada. Los archivos de la organización registran procedimientos, comportamiento antecedente y registros de personal. También permiten que una organización sea continua y, por tanto, independiente de cualquier liderazgo específico. En general, la continuidad es vital para la capacidad de una organización de conservar su identidad e incluso su cultura. Sin sus registrossería imposible mantener transacciones basadas en la legalidad. Sin embargo, la continuidad también tiene un lado disfuncional, lo que lleva a las organizaciones a comportarse de manera predecible y conservadora o, peor quizás, simplemente de manera reflexiva. La continuidad también puede llevar a la burocracia a repetir regularmente actividades que pueden ser inexactas y cuyas inexactitudes se acumulan.

Profesionalización

La profesionalización de la gestión, otro elemento básico de la burocracia, requiere un cuerpo de funcionarios a tiempo completo cuya atención se dedique exclusivamente a sus responsabilidades gerenciales. En el gobierno, la profesionalización recae en el cuerpo de funcionarios públicos cuyos cargos generalmente se han obtenido mediante la superación de pruebas basadas en el mérito. En ocasiones, el servicio civil se considera un gobierno permanente, distinto de los políticos transitorios que sirven solo por un tiempo limitado y al gusto del electorado en los sistemas políticos democráticos.

En las empresas y en otras organizaciones burocráticas no gubernamentales, también hay un cuadro profesional de gerentes. La profesionalización aumenta la experiencia y la continuidad dentro de la organización. Incluso cuando las organizaciones carecen temporalmente de líderes o experimentan turbulencias en sus principales puestos de liderazgo, el cuadro profesional ayuda a mantener un equilibrio organizacional. Las virtudes de la profesionalización son claras: sin un cuerpo profesional, las organizaciones sufrirían crisis inducidas por la incompetencia. La profesionalización contribuye así a la competencia técnica superior que, según Weber, era el sello distintivo de la organización burocrática.

A pesar de sus virtudes, la profesionalización también conlleva riesgos potenciales. A menudo, el propio cuerpo profesional de expertos en gestión se convierte en una fuente encubierta de poder porque tiene un conocimiento superior en comparación con aquellos que son sus superiores nominales pero temporales. En virtud de una mayor experiencia, dominio de los detalles y conocimientos organizativos y sustantivos, los burócratas profesionales pueden ejercer una fuerte influencia sobre las decisiones tomadas por sus líderes. La existencia de burócratas poderosos plantea problemas de rendición de cuentas y responsabilidad, particularmente en los sistemas democráticos; los burócratas son supuestamente los agentes de sus líderes, pero su conocimiento superior de los detalles puede colocarlos en una posición de indispensabilidad. Además, aunque un cuerpo permanente de funcionarios aporta experiencia y dominio de los detalles a la toma de decisiones,también profundiza el conservadurismo innato de una burocracia. El cuerpo permanente suele ser escéptico de la novedad porque la esencia de la organización burocrática es convertir las novedades pasadas en rutinas presentes. Los burócratas profesionales, ya sean del sector civil o privado, también tienden a favorecer el statu quo organizacional porque sus inversiones (por ejemplo, capacitación y estatus) están vinculadas a él. En consecuencia, cuanto más profesionalizado se vuelve el cuadro, más probable es que resista la intrusión de fuerzas externas.entrenamiento y estatus) están vinculados a él. En consecuencia, cuanto más profesionalizado se vuelve el cuadro, más probable es que resista la intrusión de fuerzas externas.entrenamiento y estatus) están vinculados a él. En consecuencia, cuanto más profesionalizado se vuelve el cuadro, más probable es que resista la intrusión de fuerzas externas.

Reglas

Las reglas son el elemento vital de la organización burocrática, proporcionando una base racional y continua para los procedimientos y operaciones. Los archivos de una organización proporcionan el inventario de reglas acumuladas. Las decisiones burocráticas y, sobre todo, los procedimientos se basan en reglas y precedentes codificados. Aunque a la mayoría de las personas no les gustan las reglas que las inhiben, la existencia de reglas es característica de la autoridad legal-racional, asegurando que las decisiones no sean arbitrarias, que los procedimientos estandarizados no se eludan fácilmente y que se mantenga el orden. Las reglas son la esencia de la burocracia, pero también son la pesadilla de los líderes que quieren hacer las cosas a su manera al instante.

Las reglas restringen el comportamiento arbitrario, pero también pueden constituir obstáculos formidables para el logro. La acumulación de reglas a veces conduce al desarrollo de inconsistencias, y los procedimientos necesarios para cambiar cualquier elemento del statu quo pueden volverse extraordinariamente onerosos como resultado del carácter burocrático impulsado por las reglas. Una perspectiva sostiene que el estricto cumplimiento de las reglas restringe la capacidad de la burocracia para adaptarse a nuevas circunstancias. Por el contrario, los mercados, que pueden operar con muy pocas reglas, fuerzan una rápida adaptación a las circunstancias cambiantes. Sin embargo, la mayoría de las organizaciones comerciales importantes se organizan de forma burocrática porque la jerarquía y la responsabilidad delegada reducen los costos de transacción de la toma de decisiones.

Resumen

Así, los elementos más básicos de la organización burocrática pura son su énfasis en la regularidad de los procedimientos, un sistema jerárquico de rendición de cuentas y responsabilidad, especialización de funciones, continuidad, una base legal-racional y un conservadurismo fundamental. El surgimiento del capitalismo y el énfasis en las transacciones de divisas estándar por encima de los sistemas de trueque creó la necesidad de formas burocráticas de organización tanto en el sector público como en el privado. Sin embargo, los elementos críticos de la forma de organización burocrática también pueden entrar en conflicto entre sí y, a menudo, están en la base de críticas que consideran a las burocracias disfuncionales. En resumen, lo que hace que la burocracia funcione también puede actuar en su contra.