Vesta

Vesta , en la religión romana, diosa del hogar, identificada con la griega Hestia. La falta de una fuente de fuego fácil en la comunidad romana primitiva dio especial importancia al fuego de hogar siempre encendido, tanto público como privado; así, desde los tiempos más remotos se aseguró a Vesta un lugar destacado tanto en el culto familiar como en el estatal. Su culto se observaba en todos los hogares junto con el de los Penates y los Lares, y su imagen se encontraba a veces en el santuario de la casa.

Vesta (sentada a la izquierda) con Vírgenes vestales, escultura clásica en relieve;  en el Museo de Palermo, Italia

El culto estatal de Vesta fue mucho más elaborado. Su santuario era tradicionalmente un edificio circular, a imitación de la cabaña redonda italiana temprana y simbólico del hogar público. El Templo de Vesta en el Foro Romano fue de gran antigüedad y sufrió muchas restauraciones y reconstrucciones tanto en la época republicana como en la imperial. Allí ardía el fuego perpetuo del hogar público al que asistían las Vírgenes Vestales. Este incendio se extinguió oficialmente y se renovó anualmente el 1 de marzo (originalmente el año nuevo romano), y su extinción en cualquier otro momento, ya sea accidentalmente o no, se consideró un presagio de desastre para Roma. El santuario más íntimo del templo no estaba abierto al público; una vez al año, sin embargo, en Vestalia (del 7 al 15 de junio), se abría a las matronas que lo visitaban descalzas.

Roma: Templo de Vesta

Los días de la fiesta fueron desafortunados. El último día tuvo lugar la ceremonia de barrido del edificio, y el período de mal augurio no terminó hasta que la basura se eliminó oficialmente colocándola en un lugar determinado a lo largo del Clivus Capitolinus o arrojándola al Tíber.

Además del santuario en sí y entre él y Velia se encontraba el magnífico Atrium Vestae. Este nombre originalmente se le dio a toda el área sagrada que comprende el Templo de Vesta, una arboleda sagrada, la Regia (sede del pontifex maximus, o sumo sacerdote) y la Casa de las Vestales, pero normalmente designaba la casa o palacio de las Vestales.

Vesta es representada como una mujer completamente vestida, a veces acompañada de su animal favorito, un asno. Como diosa del fuego del hogar, Vesta era la deidad patrona de los panaderos, de ahí su conexión con el asno, generalmente utilizado para girar la piedra de molino, y su asociación con Fornax, el espíritu del horno del panadero. También se la encuentra aliada con las deidades primitivas del fuego Caco y Caca.

Este artículo fue revisado y actualizado más recientemente por Kathleen Sheetz.