Fiebre del oro de California

Viaja por los Estados Unidos con mineros de oro para explorar la dinámica de la fiebre del oro de California

Fiebre del oro de California , rápida afluencia de buscadores de fortuna en California que comenzó después de que se encontró oro en Sutter's Mill a principios de 1848 y alcanzó su punto máximo en 1852. Según estimaciones, más de 300.000 personas llegaron al territorio durante la Fiebre del oro.

Parque histórico estatal Sutter's Fort

En 1848, John Sutter estaba construyendo un aserradero impulsado por agua a lo largo del río American en Coloma, California, aproximadamente a 50 millas (80 km) al este de la actual Sacramento. El 24 de enero, su carpintero, James W. Marshall, encontró escamas de oro en el lecho de un río. Sutter y Marshall acordaron convertirse en socios y trataron de mantener su hallazgo en secreto. Sin embargo, pronto se difundió la noticia del descubrimiento y fueron asediados por miles de buscadores de fortuna. (Con su propiedad invadida y sus bienes y ganado robados o destruidos, Sutter estaba en bancarrota en 1852.) Desde el este, los buscadores navegaban alrededor del Cabo de Hornos o se arriesgaban a enfermarse atravesando el istmo de Panamá. Los más resistentes tomaron la ruta terrestre de 3.220 kilómetros (2.000 millas), en la que el cólera resultó ser un asesino mucho mayor que los nativos americanos. En agosto de 1848, 4.000 mineros de oro estaban en la zona,y en un año, unos 80.000 "cuarenta y nueve" (como se llamaba a los buscadores de fortuna de 1849) habían llegado a los campos de oro de California. En 1853, su número había aumentado a 250.000. Aunque se estimó que se extrajeron unos $ 2 mil millones en oro, pocos de los buscadores se hicieron ricos. El trabajo era duro, los precios elevados y las condiciones de vida primitivas.

  • John Augustus Sutter
  • Fiebre del oro de California: Sutter's Mill
Explore diferentes métodos de barrido empleados por los buscadores de oro, como acunar y usar una caja de esclusa

En lo que era un patrón típico, la fiebre del oro disminuyó a medida que se agotaron los depósitos más viables y el capital organizado y la maquinaria reemplazaron los esfuerzos de los mineros-aventureros individuales con operaciones más eficientes y comerciales. Asimismo, los campamentos mineros sin ley y violentos dieron paso a asentamientos permanentes con el gobierno organizado y las fuerzas del orden. Aquellos asentamientos que carecían de otras actividades económicas viables pronto se convirtieron en pueblos fantasmas después de que se agotó el oro. La fiebre del oro de California alcanzó su punto máximo en 1852 y, a finales de la década, había terminado.

Fiebre del oro de California

La fiebre del oro tuvo un impacto profundo en California, cambiando drásticamente su demografía. Antes del descubrimiento del oro, la población del territorio era de aproximadamente 160.000 habitantes, la gran mayoría de los cuales eran nativos americanos. Alrededor de 1855, habían llegado más de 300.000 personas. La mayoría eran estadounidenses, aunque algunos colonos también procedían de China, Europa y América del Sur. La afluencia masiva dio lugar a numerosas ciudades y pueblos, con San Francisco ganando especial protagonismo. A la fiebre del oro se le atribuyó la aceleración de la estadidad de California en 1850.

Este artículo fue revisado y actualizado más recientemente por Adam Zeidan, editor asistente.