Funcionalismo

Funcionalismo, en ciencias sociales, teoría basada en la premisa de que todos los aspectos de una sociedad —instituciones, roles, normas, etc.— tienen un propósito y que todos son indispensables para la supervivencia a largo plazo de la sociedad. El enfoque ganó prominencia en los trabajos de los sociólogos del siglo XIX, particularmente aquellos que veían a las sociedades como organismos. El sociólogo francés Émile Durkheim argumentó que era necesario comprender las “necesidades” del organismo social a las que corresponden los fenómenos sociales. Otros escritores han utilizado el concepto de función para referirse a las interrelaciones de las partes dentro de un sistema, el aspecto adaptativo de un fenómeno o sus consecuencias observables. En sociología, el funcionalismo satisfizo la necesidad de un método de análisis; en antropología proporcionó una alternativa a la teoría de la evolución y al análisis de difusión de rasgos.

Tocino, Roger Leer más sobre este tema ciencias sociales: estructuralismo y funcionalismo Lo que se llama funcionalismo en las ciencias sociales está estrechamente relacionado con el estructuralismo, siendo el término estructural-funcional un común ...

Se supone que un sistema social tiene una unidad funcional en la que todas las partes del sistema trabajan juntas con cierto grado de consistencia interna. El funcionalismo también postula que todos los fenómenos culturales o sociales tienen una función positiva y que todos son indispensables. Se han hecho distinciones entre las funciones manifiestas, las consecuencias que pretenden y reconocen los participantes en el sistema, y ​​las funciones latentes, que no están previstas ni reconocidas.

El antropólogo británico AR Radcliffe-Brown exploró las implicaciones teóricas del funcionalismo como una relación entre una institución social y las “condiciones necesarias de existencia” de un sistema social. Vio la función de una unidad como la contribución que hace al mantenimiento de una estructura social, es decir, el conjunto de relaciones entre unidades sociales.

En un intento por desarrollar un análisis más dinámico de los sistemas sociales, el sociólogo estadounidense Talcott Parsons introdujo un enfoque estructural-funcional que emplea el concepto de función como un vínculo entre categorías estructurales relativamente estables. Se dice que cualquier proceso o conjunto de condiciones que no contribuya al mantenimiento o desarrollo del sistema es disfuncional. En particular, se centra en las condiciones de estabilidad, integración y eficacia del sistema.