Biblia

Biblia , las sagradas escrituras del judaísmo y el cristianismo. La Biblia cristiana consta del Antiguo y del Nuevo Testamento, y las versiones católica romana y ortodoxa oriental del Antiguo Testamento son un poco más grandes debido a su aceptación de ciertos libros y partes de libros considerados apócrifos por los protestantes. La Biblia hebrea incluye solo los libros conocidos por los cristianos como el Antiguo Testamento. Los arreglos de los cánones judíos y cristianos difieren considerablemente. Los arreglos protestantes y católicos romanos se asemejan más entre sí.

  • Moisés guiando a los hijos de Israel a través del Mar Rojo, siglo XV;  Ilustración de una Biblia alemana.
  • La primera impresión (1663) de la Biblia en las colonias americanas;  fue traducido por el misionero cristiano John Eliot al Massachuset (también conocido como Wampanoag), una lengua algonquina.
  • Una Biblia (1569) —escrita en hebreo, arameo, griego y latín— que fue subvencionada por Felipe II de España.
Preguntas principales

¿Por qué es importante la Biblia?

La Biblia contiene las sagradas escrituras del judaísmo y el cristianismo y durante mucho tiempo ha sido la fuente y el árbitro más disponible, familiar y confiable de los ideales intelectuales, morales y espirituales en Occidente. Los grandes temas bíblicos son Dios, sus obras reveladas de creación, provisión, juicio y liberación, su pacto y sus promesas. La Biblia ve lo que le sucede a la humanidad a la luz de la naturaleza, la justicia, la fidelidad, la misericordia y el amor de Dios.

¿En qué idioma se escribió originalmente la Biblia?

La Biblia hebrea fue escrita en hebreo. Su traducción griega, la Septuaginta, lo hizo accesible en el período helenístico (c. 300 a. C. - c. 300 d. C.) y proporcionó un lenguaje para el Nuevo Testamento y para la liturgia y teología cristianas de los tres primeros siglos d. C. La Biblia en latín, la Vulgata, moldeó el pensamiento y la vida de los occidentales durante mil años. La traducción de la Biblia condujo al estudio y desarrollo literario de muchos idiomas.

¿Cómo está organizada la Biblia?

La Biblia hebrea tiene tres divisiones: Torá (Instrucción o Ley; también llamada Pentateuco), Neviim (Profetas) y Ketuvim (Escritos). Estos libros son conocidos por los cristianos como el Antiguo Testamento. La Biblia cristiana se compone del Antiguo y Nuevo Testamento. En las tradiciones católica romana y ortodoxa oriental, el Antiguo Testamento incluye escritos considerados apócrifos por los protestantes. El Nuevo Testamento contiene cuatro Evangelios (Mateo, Marcos, Lucas y Juan), Hechos, 21 cartas y Apocalipsis.

¿Cuándo se escribió la Biblia?

Partes de la Biblia hebrea se escribieron quizás en el siglo X a. C. La redacción final y canonización de la Torá (los primeros cinco libros de la Biblia) probablemente tuvo lugar durante el exilio en Babilonia (siglos VI-V a. C.). La Biblia hebrea completa se completó alrededor del año 100 EC. Los libros del Nuevo Testamento fueron escritos en los siglos I y II d.C.

¿Qué dice la biblia?

La Biblia se centra en el único Dios, el Creador de todo lo que existe. La voluntad y el propósito de Dios se consideran justos, amorosos y, en última instancia, prevalecientes. La Biblia hebrea comienza con un relato de la creación del mundo por parte de Dios y cuenta la historia de los israelitas y la Tierra Prometida. El Nuevo Testamento trata sobre la vida, la persona y las enseñanzas de Jesús y la formación de la iglesia cristiana.

Sigue un breve tratamiento de la Biblia. Para un tratamiento completo, consulte la literatura bíblica.

  • Considere el Antiguo Testamento de la Biblia como una obra maestra literaria dramatizada por pinturas, música y escultura.
  • Examine el Libro de Proverbios del Antiguo Testamento y otros libros a través de una lente literaria

Tradicionalmente, los judíos han dividido sus escrituras en tres partes: la Torá (la "Ley" o Pentateuco), los Neviʾim ("Profetas") y los Ketuvim ("Escritos" o Hagiographa). El Pentateuco, junto con el Libro de Josué (de ahí el nombre Hexateuco), puede verse como el relato de cómo los israelitas se convirtieron en una nación y de cómo poseían la Tierra Prometida. La división designada como los "Profetas" continúa la historia de Israel en la Tierra Prometida, describiendo el establecimiento y desarrollo de la monarquía y presentando los mensajes de los profetas al pueblo. Los "Escritos" incluyen especulaciones sobre el lugar del mal y la muerte en el esquema de las cosas (Job y Eclesiastés), las obras poéticas y algunos libros históricos adicionales.

En los apócrifos del Antiguo Testamento se representan varios tipos de literatura; el propósito de los apócrifos parece haber sido llenar algunos de los vacíos que dejaron los libros indiscutiblemente canónicos y llevar la historia de Israel al siglo II a. C.

El Nuevo Testamento es, con mucho, la porción más corta de la Biblia cristiana, pero, a través de sus asociaciones con la expansión del cristianismo, ha ejercido una influencia muy desproporcionada con respecto a su modesto tamaño. Como el Antiguo Testamento, el Nuevo Testamento es una colección de libros, que incluye una variedad de literatura cristiana primitiva. Los cuatro evangelios tratan de la vida, la persona y las enseñanzas de Jesús, tal como lo recordaba la comunidad cristiana. Los Hechos de los Apóstoles llevan la historia del cristianismo desde la resurrección de Jesús hasta el final de la carrera de San Pablo. Las diversas Cartas, o Epístolas, son correspondencia de varios líderes de la iglesia cristiana primitiva, el principal de ellos San Pablo, aplicando el mensaje de la iglesia a las diversas necesidades y problemas de las congregaciones cristianas primitivas.El Libro del Apocalipsis (el Apocalipsis) es el único representante canónico de un gran género de literatura apocalíptica que apareció en el movimiento cristiano primitivo.

  • San Marcos, página manuscrita iluminada del Libro del Evangelio de la escuela de la corte de Carlomagno, c.  810;  en la Stadtbibliothek, Trier, Ger.
  • Le Miroir de humaine saluation ("El espejo de la salvación humana") de Ludolf de Sajonia (supuesto autor), c. 1455; el manuscrito francés es un ejemplo de escritura cristiana europea occidental escrita en lengua vernácula.
Este artículo fue revisado y actualizado más recientemente por Kara Rogers, editora principal.